Saltar al contenido

¿Dónde están las experiencias que dejaré al personaje?

abril 24, 2020
5 (100%) 1 vote

Desde que empezamos a tener conciencia, en la infancia, tenemos experiencias buenas y malas, de hecho, en los primeros 5 años de vida ya lo hemos experimentado todo aunque no seamos conscientes de esto hasta la edad adulta. Nos cabreamos porque tenemos hambre, lloramos cuando nuestro primo nos ha quitado algún juguete, envidiamos al hermano cuando vemos que le prestan más atención que a . Con el tiempo aprendes que todas estas emociones ya las conoces y por ende las puedes aplicar a los personajes que vas a interpretar.  

Ocurre en ocasiones que las situaciones que rodean a nuestro personaje nos quedan demasiado grandes, o por lo menos es eso lo que pensamos cuando realmente no es así. Conocemos como actuaríamos en cualquier caso o quizás no conscientemente, pero se encuentra en algún rincón de nuestro ser, a su vez también nos falta la imaginación que nos hace ligar nuestros hechos con los del personaje. Claro que no va a ser idéntico lo que te haya ocurrido a ti de lo que le ocurre al personaje. Hemos de darle vueltas y buscar en los detalles, será aquí donde se encuentren los enlaces para la asociación.   

Ya has vivido todas las emociones en tu vida 

Pongo un ejemplo de una experiencia en mi infancia que puedo aplicar a un personaje por medio del detonante. Cuando era pequeño, en el pasacalle del pueblo de mis padres me montaron en la carroza de uno de los reyes magos. Recuerdo que era muy asustadizo y necesitaba estar rodeado de personas de confianza como: mi padre madre, mis tías o mis primos. Estaba montado en la carroza y me encontraba solo, pero no había problema porque mi madre iba caminando cerca. Tiraba caramelos a la gente como el resto de niños, hasta que por un momento dejé de ver a mi madre, entonces sentí miedo y empecé a llorar, no veía que fuera un lugar seguro para . Con el tiempo cada vez que veía caramelos me acordaba de ese momento, incluso en ocasiones volvía a llorar. Estos caramelos me han servido como detonante para interpretar ciertos momentos en los que mi personaje se sentía inseguro y solo. (Si no sabes lo que son los detonantes emocionales, aquí te dejo un artículo en el que los explico. ¿Qué son y cómo hallar los detonantes emocionales?) 

Un inciso. Puedes poner en práctica la asociación de experiencias con alguna obra de mi libro Las Palabras no Entienden donde critico al reggaetón y otros géneros musicales. Prólogo Brisa Fenoy y epílogo Josefina Núñez. Las Palabras no Entienden.    

Con esto quiero mostrarte que desde la edad infantil ya hemos experimentado todo tipo de situaciones y por ello le hemos dado nuestras propias respuestas y reacciones. No importa si el hecho que nos marcó ocurrió en la edad adulta o en la infancia, nosotros lo hemos vivido con la misma intensidad. Cuando nos ocurren estos sucesos lo primero que hacemos es buscar la normalidad, es la lucha por volver a tener el control, esto precisamente es lo que nos interesa en la escena. Los momentos de buscar la normalidad ante situaciones que consideramos “perdidas” es el nexo en común entre tus experiencias y las del personaje. Es lo que has de implementar a la vida del personaje. Es imposible que el contexto del personaje sea el mismo que el tuyo, has de buscar nexos para asociarlos 

 

 

No hagas una lectura literal del texto, busca la similitud contigo. 

 

 

 

 

Recuerda que la información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: