Saltar al contenido

¿Sabes crear la escenografía mediante el cuerpo?

marzo 26, 2021

El escenógrafo es una de las figuras más importantes en el montaje de una obra, sin él o ella no podríamos ver dónde nos encontramos en escena. No solo con el trabajo del escenógrafo sino que también se ve ayudado en gran medida por nuestra imaginación. ¿Y si te dijera que gracias a nuestra imaginación y a nuestro cuerpo podemos crear tantos espacios como queramos? Pues sí y se debe a los ajustes corporales con respecto a los elementos imaginados. 

Con pequeños gestos podemos hacer que algo se encuentre muy lejos, sea pequeñito o se encuentre cerca. Para hacer la técnica con efectividad tenemos que fijar nuestros movimientos con el espacio. De esta forma mediante los ensayos mantendremos los objetos fijados en el espacio y todo debido a nuestro cuerpo y cómo se encuentra este en el espacio. Si te encuentras hablando por teléfono en la calle podrás observar como estás de un lado hacia otro, en algún momento te paras, haces caer el peso de tu cuerpo más sobre una de las piernas y te fijas en el cartel que tienes a unos 7 metros cruzando la carretera. 

Ejercicio para crear el espacio con el cuerpo

Con un ejercicio muy sencillo en el que primeramente lo practicaremos y después pasaremos a la técnica mediante la asociación y memorización de los movimientos acabarás por crear el espacio que necesitas en tu actuación. Vamos a mirarnos al espejo y mientras estamos frente a el vislumbrarás esa marca que tienes en la cara que sueles disimular y el marco de la puerta del baño que se encuentra justo detrás tuya. El siguiente paso es dejar de estar ante el espejo e imaginarte ciertamente frente a él para volver a ver la marca que tienes en la cara y  el marco de la puerta. Siendo consciente de los mismos gestos y expresiones que hacías cuando te encontrabas ante el espejo para repetirlos y sentir lo que te ocurre en el cuerpo cuando ves esa marca.

Esta acción tan simple te hará que al cambiar de espacio, un par de pasos hacia atrás con respecto al espejo, entiendas como logras verte y ver el espacio. Es un ejercicio en el que tienes que desarrollar una profunda autoobservación para tener claro todos estos detalles que como siempre son los que acaban marcando la diferencia y generando ese espacio que requieres.

 

 

 

Dale sentido al movimiento para que se dé la magia.

 

 

 

Recuerda que todos los miércoles y domingos en mi canal de YouTube nuevo vídeo recitando. ¡Suscribete para no perdértelos! Canal de Alberto Arroyo. Y para amantes del teatro nuestro grupo de Facebook. Partenaire de teatro.

 

 

La información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Mis redes sociales: