Saltar al contenido

¿Qué es la perspectiva en la actuación?

diciembre 10, 2019
5/5 - (1 voto)

La sorpresa que se llevan en una obra los espectadores al ver la muerte de la protagonista, es una sorpresa que los intérpretes conocían e incluso la misma actriz que da vida al personaje que va a morir. A esto se le llama interpretación en perspectiva ya que el actor o actriz es consciente de toda la obra por completo y tiene presente cuanta emoción debe prestar a su personaje para que este, vaya según los hechos y según la coherencia de la obra. 

Teniendo en cuenta que es la perspectiva en la interpretación ahora vamos a ver dos tipos de perspectiva, una es la perspectiva del personaje donde este no sabe que es lo que va a ocurrir, pero donde el actor tendrá calculada la intensidad de las escenas y por lo tanto que mostrar en cada una de ellas. Y la segunda es la perspectiva del actor, donde el mismo actor es consciente de todos los movimientos que va a realizar el personaje y de la emoción que va a prestar su cuerpo para el personaje. Podemos verlo una como la perspectiva de la parte consciente del intérprete en la actuación y la otra como la parte irracional. 

Nunca dejes una obra que vas a representar a la mitad 

Aunque solo tengas ciertas escenas en la obra dramática siempre hay que tener en cuenta la obra por completo e incluso cuales son las supertareas de los personajes, sin lugar a dudas usando la perspectiva. Aquellos actores y actrices que no quieran ver más allá de lo que propone el personaje es un actor vago y que tiene menos perspectiva para darle vida al personaje. 

Un inciso. Puedes practicar la perspectiva con una de las obras de mi libro “Las palabras no entienden” donde critico al reggaetón y otros géneros musicales en 10 obras de microteatro. Las palabras no entienden.

El personaje nunca se encuentra solo en escena, por eso no te preocupes si tu intención es olvidar lo que le sucederá al personaje, esto no funciona así, la parte consciente tiene su perspectiva en la que sabe que va a suceder y aportará lo necesario a la parte irracional/personaje ya que este es quien no sabe nada sobre lo que le acontecerá, se va a dejar llevar por la obra sorprendiéndose de las ocurrencias que la misma obra dramática propone. 

Para terminar el actor necesita la perspectiva ya que, si no es capaz de ver todo lo que ocurre antes y después con el personaje, no será capaz de controlar el presente de este, es la única forma de organizarte y calcular que dar en cada momento como intérprete. 

 

 

 

Ten presente la obra completa para crear el futuro y el pasado. 

 

 

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros «Crea trabajo como intérprete» y «Manual de actuación». 

 

Mis redes sociales: