Saltar al contenido

¿Cómo has de pensar en la escena?

mayo 19, 2020
5 (100%) 1 vote

Cuando el actor se queda de pie sin hacer nada, suele responder que está pensando, pero siempre hay algo que cumplir en escena. El trabajo intelectual es para los teóricos y académicos. Actuar es hacer. Los actores en escena hemos de pensar de manera “natural”, como haríamos en la vida real. 

El pensar que debemos llevar a cabo es animando nuestros pensamientos mientras accionan con objetos internos y externos las acciones psicológicas, físicas y verbales. Evitando siempre pensamientos que no tengan que ver con el trabajo ni con lo personal del actor.  

¿Cómo llevar a cabo este pensamiento? 

Es más sencillo de lo que parece. Si hemos realizado unos buenos ensayos, tendremos asociado con el texto los movimientos, ademanes, gestos, miradas, etc que hemos de realizar en escena, esto irá llevando al personaje y aparecerán pensamientos orgánicos. Estás en acción, estás actuando cuando te implicas con los conflictos de la escena, cuando el personaje se encuentra en su entorno y con quienes han de rodearle en cada momento, para que así suceda la magia. No te preocupes de lo que estás pensando, preocúpate de hacer un buen trabajo de asociación. 

Puede suceder que estés desconcertado, que estés distraído con lo que le ocurre a tu personaje. Esto seguramente será porque no te centras en una sola cosa, no hay que intentar estar en todo, simplemente déjate llevar y fluye con lo ocurrido 

Es más sencillo ver esto cuando lo observas en la vida cotidiana. Y es que aquí es muy simple, te pondré un ejemplo: tienes un pensamiento/objetivo principal mientras estás realizando una acción. La acción será vestirte para ver a unos amigos. Mientras lo haces te van surgiendo automáticamente pensamientos, estos van saltando de uno a otro. Hacía mucho tiempo que no veías a Luis, dentro de varios días es su cumpleaños, confirmas el día en Facebook, tras ver sus fotos recuerdas que le encanta montar en bicicleta y podríais hacerlo alguna semana, te acercas a la bici que tienes en tu cuarto para comprobar que está en condiciones para ser usada. Pasas de un pensamiento a otro mientras realizas acciones. Te vistes, entras en Facebook, compruebas la bicicleta… 

Un inciso. Puedes trabajar el pensamiento escénico del personaje con alguna obra de mi libro Las Palabras no Entienden donde critico al reggaetón y otros géneros musicales mediante 10 obras de teatro. Prólogo Brisa Fenoy y epílogo Josefina Núñez. Las Palabras no Entienden.       

Estos pensamientos y acciones están relacionados con la quedada dentro de una hora que harás con tus amigos. Has de familiarizaste con los objetos que vas accionando a medida que tus pensamientos van ocurriendo. Al pensar no eres consciente de hacerlo, simplemente ocurre. 

 

 
 

Dejándote llevar con lo asociado mediante la repetición irá surgiendo el pensamiento escénico. 

 

 

Recuerda que la información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: