Saltar al contenido

Gracias a tus identidades puedes interpretarlo todo

marzo 5, 2021
Rate this post

Si hacemos tres llamadas distintas, dependiendo de la persona con la que nos encontremos hablando somos de una forma u otra. No estamos engañando a nadie y si piensas lo contrario eres tu mismo quien te engañas. No es lo mismo hablar con nuestro agente, nuestro padre o con un amigo que se encuentra en una fiesta. Todo depende del contexto tanto del tuyo como del suyo, tanto de la realidad la otra persona vive como tu realidad.

Un ejercicio muy interesante para descubrir estas otras formas de ser es el imaginarte que te encuentras hablando por teléfono con estas personas que nombraba en el párrafo anterior. Lo practicas mientras te encuentras solo en tu casa para poder ensayarlo con sinceridad y sin el miedo al ridículo que algunos en ocasiones sentimos. 

¡Sácale partido a tus identidades!

No te estanques en lo superficial y en la mentira del perfil actoral. Es cierto que podemos tener ciertos parecidos físicos, pero no deja de ser superficial, tanto en la vida en el escenario como en la real podemos ser quien nos plazca. Encontrándonos, por supuesto entre unos límites morales. 

Al igual que hacen los deportistas para mejorar e ir creciendo en su deporte, lo que vamos a hacer tras el ejercicio es anotarlo todo. Así podremos sacar las conclusiones necesarias y sacarle el jugo que necesitamos para darle esa vitamina C al nuevo personaje que estamos preparando. Describe en una hoja cuales son tus circunstancias, tus deseos, el lugar dónde estás y los objetivos principales y secundarios de la escena. A este ejercicio, a priori tan sencillo, le sacamos tres personajes completamente distintos entre sí.

 

 

No te definas, sé todo lo que desees. 

 

 

 

Recuerda que todos los miércoles y domingos en mi canal de YouTube nuevo vídeo recitando. ¡Suscríbete para no perdértelos! Canal de Alberto Arroyo. Y para amantes del teatro nuestro grupo de Facebook. Partenaire de teatro.

 

 

Recuerda que la información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Mis redes sociales: