Saltar al contenido

Experiencia viendo una obra en Broadway

agosto 9, 2019
5 (100%) 1 vote

Fui a ver King Kong en Broadway y aunque parezca que puede ser raro que esta obra no musical se pase al teatro musical ciertamente en este paso al teatro ha quedado muy coherente y animada. Se represento en el “pequeño” teatro Broadway de la calle Broadway de Nueva York y quizás sea por esto por lo que llegaba tanto las acciones y diálogos de los personajes y de King Kong 

Esta obra lleva más de un año y con llenos casi todos los días. Está a muy buen precio para tener todo el trabajo que tiene detrás y para ser una obra que se muestra en este pedazo de calle de musicales. King Kong era un monstruo de unos 6 metros de altura cuando se encontraba erguido, en ocasiones sus rugidos daban miedo y esto es lo bonito del teatro en comparación con la película donde desde primer término entiendes que estás fuera del espectáculo, solo consumes, pero en está ocasión llegabas a pensar en que pasaría si The Kong salía del escenario y llegaba a las butacas. 

Trabajo Profesional

Sin duda es notorio la gran cantidad de dinero que hay tras esta producción, es una obra de teatro, pero podría considerarse una película teatralizada y no porque venga de una película sino porque está tratada como tal, un ejemplo era cuando el simio se golpeaba el pecho, se podía escuchar en todo el teatro. Acciones más típicas en las películas que en los teatros, pero que ayudaban a estar sintiendo en todo momento. 

Una vez hablado del tratamiento, los actores muy bien pero el cuerpo de baile no es que fuera del todo coordinado, algo básico para ser una obra que se encuentra en Broadway desde hace más de un año, esta seria de las únicas pegas que le pondría al espectáculo, ya que había personas que se quejaban del tamaño reducido del teatro, pero pienso que es necesario para tener esa intimidad con el musical. 

La escenografía sin duda era espectacular y al mono lo movían unas 9 personas. La escenografía hizo más de lo que pensaba que podría dar, en una ocasión en la que iban en el barco en busca del gran Kong la mitad del escenario se movía hacia arriba y abajo suavemente dando la sensación de ser la marea del mar moviendo el barco, algo que me sorprendió bastante. 

 

En conclusión, la obra fue magnifica, un espectáculo fruto de un Broadway que podría haber trabajo algo más en la coordinación del cuerpo de baile. No dudaré en volver a ir a esta calle donde hay tantos musicales para ver antes de irme de Estados Unidos un espectáculo más. 

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: