Saltar al contenido

Crea comenzando por el fracaso

febrero 6, 2020
5 (100%) 1 vote

Uno de los mayores enemigos de las personas es el ego. Si supiéramos trabajar con el ego y decirle que desaparezca o se agrande cuando nos subimos a un escenario podríamos hacer casi cualquier cosa. La mayoría de los miedos vienen por culpa del ego. Y es que el mayor obstáculo para comenzar una idea es uno mismo. Te da miedo intentar algo y quedar en ridículo o que sea un auténtico fracaso porque te van a asociar a ese momento y no dejarás de ser un fracasado, aunque esto no funcione así, este pensamiento es el mayor fracaso que hará que ni siquiera intentes los objetivos que te planteas. 

Esta idea me viene tras ver una conferencia de Toni Nadal, el tío de Rafa Nadal quien le estuvo entrenando durante bastante tiempo en su vida. Cuando vas a jugar contra Nadal, Federer o Djokovic seguramente pierdas y lo veas como algo normal, no has fracaso, pero ¿cuándo pierdes en una competición contra tu rival si lo has hecho? ¿No es mejor darse cuenta que el rival tiene más nivel y merecidamente ha ganado, aunque yo me haya esforzado todo lo que he podido?  

La semana que viene, exactamente el 14 de febrero comienzo la gira de presentaciones de mi libro “Las palabras no entienden”, precisamente estas presentaciones que estamos preparando no son nada cotidianas, incluye: juegos, música e incluso teatro y claro que me da miedo “inventar” este tipo de presentaciones o mejor dicho dadle una vuelta de tuercas haciendo algo que nunca había en una presentación, simplemente lo hago porque me apetece hacerlo, quiero pasármelo y disfrutar. Volviendo a lo del fracaso yo mismo interpreto un personaje en estas presentaciones cuyo objetivo es ridiculizar la obra del escritor, es decir lo que he escrito y por lo que hago la presentación, pero aquí está lo interesante lo que busco es romper con lo formal y rígido que puede llegar a ser la presentación de un libro y también romperme el ego como escritor para que en un día donde mi obra y sin quererlo también mi persona se ven laureadas mantener los pies bien cerca del núcleo terráqueo.  

Siempre que publico un libro me pregunto ¿será lo suficientemente bueno como para mostrarlo? ¿Será leído? ¿Estarán de acuerdo conmigo? Pues no lo sé por eso debo publicarlo. Porque el fracaso como lo conocemos forma parte del aprendizaje. Sin fracaso no hay aprendizaje. Estamos sobrevalorados y esto viene desde que somos pequeños cuando nos aplaudían todo lo que hacíamos. Si tu intención es crear libremente esto debe cambiar, tienes que tener a tu alrededor personas críticas y más importante aún con criterio que puedan criticarte tu obra y a quienes debes escuchar implementando en tu aprendizaje los conocimientos que con perspectiva ven quienes te critican. Esta y no otra es de las pocas formas de aprender que considero oportunas, escuece un poco porque siempre tenemos presente el ego, pero aprendes rápido y acabas siendo coherente con lo que creas.  

¿Cómo atreverse a crear? 

Dándote cuenta que no sabes absolutamente nada. Así verás el trabajo como un juego formativo donde te atreves a accionar. Y es que tienes muchísimo que fracasar para acabar sabiendo tanto como lo que piensas que sabes. En el momento que te das cuenta y lo entiendes es cuando cambia por completo tu atmosfera soltándote las alas para empezar a volar entre tus sueños. 

Un inciso. Permítete el lujo de fracasar interpretando algunas de las obras de mi libro Las palabras no entienden donde critico mediante 10 obras de microteatro el reggaetón y otros géneros musicales. Prólogo Josefina Núñez y epílogo Brisa Fenoy. Las palabras no entienden.  

Si no puedes quitarte de la cabeza el fracaso ten en cuenta que tu fracaso no es el mismo que el de Rafa Nadal, ya que como comentaba antes no estáis al mismo nivel, ser consciente de esto es darse cuenta de todo lo que ha fracasado Nadal a lo largo de su carrera. Pensando en el fracaso te pongo otro ejemplo: para Dani Pedrosa podría decirse que el fracaso es no ganar el mundial cuando para mí en este mismo ámbito el fracaso sería montar en la moto sin caerme en una recta de 10 metros. Otro impedimento que hace que no avances ni te atrevas es compararse. Tú tienes tu nivel y eres quién eres no te permitas compararte ¿sabes la cantidad de horas y la cantidad de caídas que se ha dado Dani Pedrosa para competir en lo más alto del deporte de motor?  

 

 

 

 

Se objetivamente consciente de lo que sabes y partiendo de aquí comienza a fracasar.  

 

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: