Saltar al contenido

Conócete para conocer al personaje

marzo 26, 2020
5 (100%) 1 vote

Los intérpretes debemos conocernos a nosotros mismos para poder llevar a cabo los personajes que se nos presenta dándole vida con notoriedad y claridad. ¿Sabes por qué has discutido con tu compañero? ¿Tenías un mal día? ¿Has sido cruel con él? Las preguntas son lo que nos dará las respuestas para ir un poco más allá en nuestro autoconocimiento, pero por ello debemos tener muy agudizada la escucha y no solo estar presente en escena sino también en la vida.  

Has de conocer por qué realizas los actos que cometes. Te sientes culpable y tienes que reconocer que has sido cruel, insensible o manipulador. Este proceso de conocernos no nos hace más humilde ni más bondadosos, pero si nos hace mejores actores.   

Es fascinante como puedes cambiar la percepción que tienes de ti misma en cuestión de segundos. No te asustes, esto ocurre porque dentro de ti existen cientos de personas distintas, miles de identidades que se muestran en según qué ocasión o momento. Estos momentos donde nos mostramos debemos conocerlos como artista para poder aplicarlo a nuestro trabajo.  

¿Cómo nos mostramos en según qué situación? 

Dependiendo de muchos factores somos unos u otros, incluso a veces llegamos a realizar acciones que nunca habríamos pensado que fuéramos capaces de realizar. Cambiamos el tono, las palabras que usamos, la manera de caminar, la forma de sentarnos, coger el móvil, las cosas en general. Cambiamos de ser:  

  • Observa como cambias según con la persona con la que estés hablando, yo mismo le llamo a esto mascara social. Y es que no hablas de igual manera con tu novio que con tu padre o tu compañero de escena. 
  • Estado anímico. Si estás enfadado le deseo a tus enemigos que no se acerquen a ti.  
  • ¿Qué estás haciendo? También vas a variar de ser dependiendo si te encuentras tranquila en casa o por el contrario estás agobiada al tener mucho trabajo que acabar.  
  • Por las mañanas serás una persona y por la noche imagino que otra, esto dependerá de si eres una persona nocturna o diurna. 
  • La ropa es un factor muy importante, por eso es tan importante vestirse como iría el personaje. Te sería un tanto complicado interpretar a un mendigo si llevas un frac carísimo.  
  • Otros muchos factores que dependen de: las cosas que a ti te gusten hacer, que no puedas tolerar, que dependan de tu forma de ser, experiencia, conocimiento, contexto social… Por ejemplo, si no soportas tener el cuarto desordenado estarás enfadado. Te dejo que tú mismo te conozcas para que continúes esta lista ya que eso significaría que estás empezando a conocerte.  

Un inciso. Puedes practicar las identidades que puedes albergar en tu persona con alguna obra de mi libro Las Palabras no Entienden donde critico al reggaetón y otros géneros musicales. Prólogo Brisa Fenoy y epílogo Josefina Núñez. Las Palabras no Entienden. 

En conclusión, cambias de identidad un centenar de veces al día, lo interesante es saber en qué momentos ocurre esto, por ello es tan importante la práctica de la auto-observación y practicar lo que Uta llama “ejercicios de estiramiento de la identidad”. 

 

 

En alguna parte de ti se encuentra el personaje. 
 

Recuerda que la información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.  

 

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: