Saltar al contenido

¿Cómo sentir el estado de embriaguez?

marzo 23, 2021

En ocasiones tenemos que representar a un personaje borracho. En una interpretación formalista nos quedamos con lo superficial de una persona alcoholizada. Lo idóneo sería realizar en cuanto a esto una interpretación realista, es decir sentirnos ciertamente embriagados sin llegar a estarlo verdaderamente ya que caeríamos en el error de la interpretación naturalista. 

Puede llegar a ser complicado si eres abstemio, no te has llegado nunca a emborrachar o hace tiempo que no lo haces por la pandemia que te impide salir de fiesta. ¿Entonces qué hemos de interpretar en estos casos? Pues al no reconocer el comportamiento lo que ocurre es lo siguiente: hablamos demasiado, hemos dejado de ser tan ágiles como lo éramos antes y nos pueden ocurrir principalmente 2 situaciones que dan origen a más variantes puedes sentirte incomprendido debido a que estás muy ensimismado o estás melancólico porque le das una importancia desproporcionada a los problemas (la cual puede convertirse en real)

¿Cómo sentir físicamente la embriaguez?

Sin lugar a dudas uno de los puntos más importantes y por lo que por cierto a mí me da tanta pereza beber es el mareo. Un mareo constante y exagerado. Para sentir esta sensación tan común hay que buscar el conflicto con el mareo. Poco a poco irás sintiendo la cabeza más pesada y te encuentras en la lucha de querer estar bien, entonces la cabeza se inclina de lado a lado (para sentir la sensación en los ensayos) De igual forma sentirás que ves borroso y los objetos de alrededor tendrás que enfocarlos para verlos con nitidez. Esto en el caso de estar sentado. 

Cuando te encuentras de pie tiene rasgos parecidos. Caminas de un lado a otro intentando evitar el mareo. Sientes fragilidad en las piernas. Lo ideal es dejarte sentir estas sensaciones por un rato hasta que tengas la necesidad de estirar las piernas o de sentarte, será aquí cuando consigas lo interesante, el conflicto. Por último un punto muy interesante es la complicación a la hora de expresarte. Siente como tu lengua pesa cada vez más y como no eres dueño de los labios para que así te resulte complicado articular palabras. El alcohol te hará más despistado de lo normal. Sabrás que lo has logrado en la suma de estas sensaciones.

 

 

El conflicto es lo interesante. 

 

 

 

Recuerda que todos los miércoles y domingos en mi canal de YouTube nuevo vídeo recitando. ¡Suscribete para no perdértelos! Canal de Alberto Arroyo. Y para amantes del teatro nuestro grupo de Facebook. Partenaire de teatro.

 

 

La información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Mis redes sociales: