Saltar al contenido

¿Cómo aplicar experiencias personales a tu actuación?

abril 2, 2020
5 (100%) 1 vote

El trabajo que vamos a realizar para implementar nuestras experiencias personales a la actuación va a ser mediante la transferencia, esto es: usar el pasado del actor para hacerlo realidad en el presente del personaje, así partir y dar vida al personaje. El personaje tomará rienda suelta en sus decisiones, acciones, conflictos, etc. Hablo en este post anterior más exhaustivamente sobre el significado de las transferencias, para que logres entender exactamente de qué se trata, al ser este mismo artículo continuación del mencionado. ¿Qué es la transferencia y cómo hacerla?

Puede ocurrir como intérprete que no encuentras la transferencia en las experiencias de tu vida, esto pasa al abordar el contexto de la obra de manera muy literal. Para que siempre puedas usarla en la transferencia debes conectarla con la esencia de la experiencia del personaje, buscando de esta esencia: experiencias personales, sensoriales, emocionales y psicológicas similares.   

Debes tener en cuenta que, aunque el director siempre va a ser tu guía, no conoce tanto como  las experiencias que has vivido y por lo tanto que puedes donarle al personaje que te dispones a interpretar. Este trabajo de conseguir que todo sea autentico y verdadero y hacer que cada acción sea única es el oficio del actor.   

¿Cuáles son los objetivos de la transferencia? 

Las transferencias forman parte de tu trabajo preparatorio y durante los ensayos están presentes. Estas tienen dos objetivos: 

  1. “Identificarte con todos los aspectos de la vida pasada y presente del personaje, corroborar tu fe en la época, lugar, alrededores concretos y circunstancias en las que vivirá el personaje y proveer de realidades pertinentes a las relaciones que mantienes con el resto de personajes”. 
  2. “El descubrimiento del comportamiento del personaje, justificarlo al mismo tiempo que estamos alerta a cada detalle, a cada objeto animado o inanimado que estimula nuestras acciones en escena y nos predispone a actuar consecuentemente con lo que sentimos y deseamos”.  

Un inciso. Puedes practicar las transferencias con alguna obra de mi libro Las Palabras no Entienden donde critico al reggaetón y otros géneros musicales. Prólogo Brisa Fenoy y epílogo Josefina Núñez. Las Palabras no Entienden.

Este trabajo de transferencia, debe provocar acciones personales, cruciales, justificadas y reveladoras. Y consiste en hacer creer, hacerte creer en tu existencia primeramente a ti como interprete y personaje, después al compañero de escena y finalmente al público. 

 

 

 

Parte de ti para crearlo a él y así ser creído por todos. 

 

 

Recuerda que la información de este post ha sido extraída del libro de Uta Hagen “Un reto para el actor”, en el cual el escritor del post (Alberto Arroyo) ha aterrizado los conceptos y añadido experiencias y comentarios personales en base a esta información.   

 

 

 

Quiero comentarte algo, si te suscribes aquí (al newsletter del blog), serás la primera persona en estar informada sobre mi nuevo libro, el cual contiene 10 obras de teatro (de varios estilos) inspirado en su gran mayoría en el reggaetón (prólogo Josefina Núñez, epílogo Brisa Fenoy). A parte si te suscribes también recibirás ofertas de mis libros “Crea trabajo como intérprete” y “Manual de actuación”. 

 

Mis redes sociales: